La oscura raíz
Lluís Pasqual y Núria Espert

Esta es la crítica de «Oscura raíz del grito», concebida y dirigida por Lluís Pasquel y representada por Nuria Espert y Pasquel en Shizuoka, Japón, en 1999.

Ésta es una obra de teatro ómnibus basada en los textos de García Lorca, compuesta y dirigida originalmente por el director-actor LLuís Pasqual. Pasqual hace de narrador y de Lorca, y Núria Espert de las protagonistas femeninas principales de las obras lorquianas.

La sala acomoda a unos cien espectadores y estaba casi llena. Mi asiento estaba en el centro, hacia la izquierda (visto de la sala).

El escenario, sin ninguna decoración, lo domina el color negro. Del fondo sale Pasqual y nos saluda: "siempre que hablo en público, tengo la sensación de que haya salido de la puerta equivocada". A estas primeras palabras pronunciadas, Pasqual se había convertido en Lorca. Aparece Espert/Margarita Xirgu y recita el "romancero sonámbulo", de prisa y con la declamación inefable. Ora hace de Yerma, ora encarna a la zapatera prodigiosa. Todo lo realiza por medio de monólogos, dialógos e interpretaciones. Me quedé atónito. Los textos de El Público y la Comedia sin título, obras menos conocidas, son entretejidos. "¡Akari (luz) !", grita Pasqual. Ágilmente quitado el tejido negro que cubría el escenario, aparece una montaña de harina blanquísima. Espert, ahora anciana, empieza a amasar pan. Es la Madre de Bodas de Sangre. Para terminar, Pasqual recita "la cogida y la muerte" de Llanto por Ignacio Sánchez Mejías. Pensé que llegábamos al final de la obra. Al contrario. Coge un puñado de harina y lo hace caer suavemente en la escena (gesto que simboliza el acto de cubrir con tierra la tumba del difunto matador), y por si fuera poco, se lanza en la sala donde predomina la oscuridad total (simboliza la muerte del poeta granadino). Y de aquí, súbitamente, comienza una escena de Yerma, donde Víctor (Pasqual) se despide de la protagonista (Espert). Lo mejor de toda esta obra genialmente concebida por Pasqual.

En Todo sobre mi madre de Almodóvar, película ganadora de un Oscar, hay una escena, casi al final del filme, del ensayo de esta obra. Allí aparece Pasqual como él mismo, y el papel de Espert lo desempeña Marisa Paredes.

Los que no presenciaron este montaje, afirmo, son infelices.

(6 de junio de 1999, 14:00 en Daendo del Parque del Arte de Shizuoka, Japón)

© 2000-2016 theatrum-mundi.com